Las últimas lluvias registradas en el Departamento de Caaguazú destruyeron caminos de tierra y ahora el barro impide a la Policía realizar los trabajos de rastrillaje en busca de los secuestrados. Los captores pidieron USD 300.000 para dejarlos en libertad.

Alecio Dresch, un brasileño de 73 años, y su nieto, de 12, fueron secuestrados el lunes cuando trabajaban en sus tierras, ubicadas en la colonia Margarita del distrito de Nueva Toledo (Caaguazú). Hasta el momento no existe prueba de vida alguna en el caso, investigado por el Ministerio Público.
 
 
La familia de las víctimas del plagio recibió una comunicación de parte de los captores, quienes solicitaron USD 300.000 para liberarlos. Se comunicaron desde el celular de Alecio ese mismo día para pedir el dinero. Esa fue la última vez que se reportaron. Ahora nadie sabe nada más de ellos, ni siquiera la Fiscalía.
 
Zunilda Ocampos, fiscal de Ciudad del Este, es quien encabeza la investigación del secuestro. La comitiva policial y fiscal ingresó este martes a la zona boscosa donde se vio por última vez a los ahora secuestrados. Sin embargo, las últimas lluvias registradas durante la madrugada y la mañana de este miércoles destruyeron los caminos y no se puede buscar pistas.
 
"La Policía no está movilizada por los problemas de camino. El barro está imposibilitando el paso de vehículos. En la zona existe un silencio total", explicó Robert Figueredo, corresponsal de ÚH en la zona. 
 
Por su parte, la fiscal del caso dijo en contacto con nuestro medio que "no hay nada nuevo en el tema".
 
Los supuestos delincuentes impusieron a la familia ciertas exigencias para negociar la liberación. Pidieron el pago de USD 300.000 y aseguraron que las víctimas estaban bien, también pidieron que la Policía se mantenga fuera del caso.
 
Con este incidente, suman un total de 23 personas víctimas de secuestro en la era de Horacio Cartes, de las cuales 12 fueron víctimas de las bandas armadas que operan en el Norte del país –donde actualmente hay cinco personas que siguen en cautiverio– y 11 de criminales comunes.
 
Recordemos que Nueva Toledo tiene alrededor de 5.000 habitantes y es considerado un distrito muy pequeño. La población no asume lo que ocurrió, ya que antes no había pasado un hecho similar y siempre fue considerado un sitio sumamente tranquilo.
 
FUENTE: ULTIMAHORA.COM
czu campeon 2013 3.jpg